Nacional Política

La sucia maniobra silenciosa de Piñera: Propuesta del gobierno «cambia la definición de contrainteligencia y establece que la amenaza contra la seguridad del Estado no sólo puede ser externa, sino que provenir de ‘grupos nacionales’», y asi darle más atributos a militares

Mientras Sebastián Piñera, ruega por un acuerdo con partidos políticos, donde no se toma el parecer a la ciudadanía, Piñera realiza una maniobra al estilo que acostumbra, donde la pilleria y ocultismo de información, la hacen casi invisible, con esto, Sebastián Piñera pretende darle más atribuciones a el ejército de Chile.

Piñera hace avanzar peligroso sistema de inteligencia para neutralizar protesta social y dar más poder a militares

Propuesta del gobierno «cambia la definición de contrainteligencia y establece que la amenaza contra la seguridad del Estado no sólo puede ser externa, sino que provenir de ‘grupos nacionales’»

La Comisión Chilena de Derechos Humanos denunció que el gobierno está haciendo avanzar de manera sigilosa pero rápida en el Parlamento el proyecto que modifica el Sistema de Inteligencia Nacional con el fin de «neutralizar» la protesta social y otorgar a «los Comandantes en Jefe la totalidad de la fijación de los objetivos» de este cuerpo normativo.
Este proyecto de Ley se discutirá este martes en una comisión de Defensa de la Cámara de Diputados y el miércoles es altamente probable que se vote en sala. De aprobarse sería Ley el día Jueves.
La organización de DD.HH. dice que «el contenido de las modificaciones propuestas, más parecen estar encaminadas a adecuar el actual sistema de inteligencia para detener y neutralizar el estallido social iniciado el 18 de octubre del año pasado, que el de generar un sistema de inteligencia moderno acorde a las exigencias del siglo XXI».
Agrega que «el proyecto de ley, entrega a los Comandantes en Jefe la totalidad de la fijación de los objetivos del sistema de inteligencia (Art.21), cambia la definición de contrainteligencia y establece que la amenaza contra la seguridad del Estado no sólo puede ser externa, sino que provenir de “grupos nacionales”, abriendo paso a un sistema de inteligencia dirigido a reprimir y neutralizar la protesta social. Además, impide participación del Congreso en el diseño de sus objetivos e imposibilita en la práctica, el control democrático de su quehacer, fijando quórums altísimos para citar al Director de la ANI a rendir cuentas al Parlamento».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s