Economía

Ver para crer, todo se puede esperar de esta institución: Carabineros adquiere nuevas bombas en Brasil y limita su uso en manifestaciones

La Dirección de Logística de la institución envió un oficio a todas las prefecturas del país informando sobre cómo funcionan los nuevos cartuchos lanzagases. Se dejó claro al personal, que el “objetivo no es otro que disolver manifestaciones que no sean pacíficas”. Las cantidadades que se adquieren no son públicas, pues es considerada información que se relaciona con la seguridad nacional.

Según datos que la Dirección Nacional de Orden y Seguridad de Carabineros envía al Ministerio del Interior, hasta el 24 de noviembre, en 6.100 eventos violentos, la policía ha utilizado 161.489 cartuchos de escopeta, 98.223 bombas lacrimógenas calibre 37 y 18.032 granadas de mano.

Con más de 40 días de manifestaciones, era un secreto a voces en Carabineros que “se están acabando los gases” y que se preparaba una compra express en Brasil.

A eso se suma, explican fuentes de la policía uniformada,, que al limitarse el uso de la escopeta anti disturbios, el uso de los cartuchos lanzagases, más conocidas como lacrimógenas, se hacía cada vez más necesario.

Con el pasar de los días y los eventos de violencia, contabilizados por Carabineros en más de 6.100, el rumor se concretó: Carabineros adquirió a fines de noviembre cartuchos lanzagases en Brasil, y ya dispuso, a todas las prefecturas policiales del país cómo deben ser utilizados.

Así da cuenta un oficio que el domingo llegó a todos los jefes policiales, remitido por la Dirección de Logística de Carabineros: “Conforme a nueva adquisición a la empresa Condor S.A – Brasil, del cartucho CS GL-202, proyectil único y CS GL – 203-T, proyectil triple, se solicita a esas altas reparticiones, reiterar las siguientes instrucciones”.

Enseguida, en el documento se informa sobre las características de los proyectiles, los que tienen 95 mm de ancho y 60 mm de largo, los que alcanzan entre 130 y 165 metros. También se remiten las características de cartuchos de 28 mm de ancho y 3 mm de largo. Además, cuentan con 16 metros “de dispersión aproximada de las cápsulas”.

El vocero de Carabineros, el coronel Julio Santelices, explicó que “a raíz de los más de 45 días de contingencia nacional, en que se han registrado 7.300 eventos, con resultado de más de 2.400 lesionados y más de 18.500 detenidos, la institución, en cumplimiento de su misión constitucional, efectivamente debió concretar la adquisición de material estratégico nacional, para el restablecimiento del orden público”.

En tato, en otro punto del oficio a los policías, se señalan tres situaciones a considerar “en el control de muchedumbres, para el uso de la munición de calibre 37 milímetros”. Primero, se les expone sobre “la técnica de disparo”, la que tiene que ser “siempre en forma angular, de parábola o indirecto, considerando que el cartucho lacrimógeno CS, necesita espacio y tiempo para expulsar la cápsula”. Luego, ordenan que “no se debe efectuar disparos haciendo rebotar el proyectil para proyectarlo hacia la multitud, debido a que la dirección y velocidad será distinta a la deseada por el tirador”.

Y como último punto, Carabineros fija una directriz que lo aleja de las críticas que han surgido en contra del uso de la fuerza por la policía en las manifestaciones, donde incluso las Cortes de Apelaciones han limitado su operatividad en las protestas. En este apartado se pide que el empleó de los lanzagases, “debe ceñirse conforme a instrucciones , cuando su utilización tienda en forma efectiva a la consecución del objetivo deseado, que no es otro que disolver manifestaciones que no sean pacíficas y a la gradualidad como protocolo sobre el uso de la fuerza”.

La empresa y consumo de munición
Condor S.A es una empresa brasileña, con sede en Río de Janeiro, dedicada a la producción de elementos químicos para ser utilizados como disuasivos. Según su definición en LinkedIn, la firma está centrada “exclusivamente en la producción de equipos de alta tecnología, municiones no letales y pirotécnicas para uso de señalización y salvamento”.

Además, la firma cuenta con 25 años en el mercado de “Defensa y Seguridad, un líder en el hemisferio sur. Tecnologías no letales y se encuentra entre los principales exportadores de defensa en Brasil”.

La compra de elementos lanzagases es una compra que todos los años realiza Carabineros, donde se tiene un “stock” para cada periodo. Las cantidades que se adquieren no son públicas, pues es considerada información que se relaciona con la seguridad nacional. Pero, fuentes de la institución explican, que dada la contingencia, el stock anual no es suficiente y se tuvo que hacer esta compra de emergencia.

El coronel Santelices, agregó que “el stock nunca se ha acabado. Como es evidente, se registró una demanda adicional al consumo habitual, a la que debía dar respuesta. Y esta compra permite a Carabineros mantener un flujo y reservas suficientes para abordar los requerimientos actuales”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s